lunes, 20 de marzo de 2017

Microficciones | El Príncipe vanidoso

 
La siguiente historia es un homenaje a una de mis películas favoritas de mi infancia y uno de los cuentos de hadas que mas disfruto. Por supuesto hablo de La Bella y la Bestia . Primero vi la película de Cocteau en blanco y negro cuando era muy pequeña y al tiempo vi la de Disney. La de Cocteau es muy triste y la de Disney es pura extravagancia colorida y animada. ¿Qué nos deparará la nueva? No lo sé pero siempre voy a atesorar mi VHS con ese film.

¿Cómo era el príncipe antes de todo eso? Eso es lo que llama poderosamente mi atención y por eso este pequeño relato. La fotografía es de mi David Bowie que siempre me pareció digno de la nobleza.

Espero les guste:

El príncipe vanidoso.

 
 
En todo el reino no existían fiestas como las de mi corte. Mi corte de sabandijas ponzoñosos y vividores, aduladores y plebeyos. Mi padre era un rey justo. Eso es lo que te decían a la cara pero ¿Acaso alguien podría pensar lo contrario?.
 
Lady Astoria contempló enardecida mi lujoso y llamativo atuendo. Era púrpura. Púrpura como las flores silvestres suelen serlo. Bordado con lujosas gemas en un caprichoso diseño que ni por asomo era tan caprichoso como yo. Una araña de piedras y amatistas, plateada como la luna reposaba en mi hombro.
Mi padre había retirádose cuando ella apareció. Astoria fue la primera en notarla, claro que esa mujer notaba cualquier imperfección en medio de mi querido reino que festejaba mi onomástico. La vieja harapienta traía consigo un presente. Era un decreto real que todos debían homenajearme en mi día pero esa mujer horrorosa con su horrible joroba me hubiera excusado de su terrible presencia. ¿Es que acaso las personas no se dan cuenta el efecto desagradable que causan en los demás?.
 
La vieja gris como el tronco de un árbol seco y arrugada como una pasa de una tuvo el descaro de seguir altaneramente por el pasillo principal. "Un obsequio de una humilde vieja, su alteza." dijo ella interrumpiendo mi diversión a expensas del bufón cojo que contaba bromas sobre su desgraciado aspecto. Yo la contemplé perplejo, anciana descarada.
 
—¿Y qué puedes darme tu que yo ya no tenga? Soy como el sol que sale por el horizonte y con sus rayos hace abrir las cosechas. Soy joven, privilegiado y amado nada que salga de tus manos será lo suficientemente bueno como para sorprenderme. Eres indigna de mi presencia. — Todos rieron ante mi ingenio.
 
La anciana hizo aparecer una rosa roja como la sangre de la palma de su mano. Un truco de magia casi infantil.
 
—¿Una rosa?— reí para todos jocosamente.— Mi jardín esta lleno de flores mejores que esa flor que ofreces.
 
—Esta flor no es como las demás, pronto aprenderás que la verdadera belleza está en un alma verdaderamente noble.— Dijo la vieja y en una nube de humo se transformó en una poderosa hechicera vestida de oro y plata.
 
Enmudecí pero ya era demasiado tarde. Mis bellas manos eran garras mi voz un quejido animal. y ese fue el principio del fin. Un alma noble, era lo que tendría que aprender a ser. En el mundo no hay nobleza suficiente para contrarrestar tanta fealdad. Una bestia. En eso me había convertido la poderosa hechicera y mi reino languideció a mi lado víctima de su propio honor.  
 

4 comentarios:

  1. Hola Jimena. Primero decirte que es una nueva versión de la bella y la bestia. Es un relato o vasba continuarlo? Creo que utilizas muchas comparaciones. Intenta no ytilizarlas tanto. Consejo de otra joven escritora :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No no es un relato en curso es una microficción para el blog. Por eso el estilo que uso para los mismos es diverso, son mis pequeñas capsulas de experimentación literaria :) besos y nos leemos!

      Eliminar
  2. ¡Qué interesante esta microficción! Siento que está como en su punto, la sentí muy de la bella y la bestia.
    "Soy como el sol que sale por el horizonte y con sus rayos hace abrir las cosechas. Soy joven, privilegiado y amado nada que salga de tus manos será lo suficientemente bueno como para sorprenderme."
    Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario hermoso (L) y la verdad que honor la comparación, como dije mas arriba son mis pequeñas capsulas de experimentación literaria :) besos y nos leemos!

      Eliminar