viernes, 30 de diciembre de 2016

Bitácora| Hoja N° 3


¡Hola mis queridos y locos lectores! Esta entrada de hoy es puramente para :

Propósitos para el 2017

El primero:  Terminar The Pledge y corregir The Path.
El segundo: Iniciar mi novela secreta
El tercero: Escribir mejor (Y mas, lo mas que pueda todo el tiempo disponible y corregir como un elfo trabajador)
El cuarto: Estudiar y entender (lo que estudio y pienso seguir los próximos cuatro años de mi vida.
El quinto: Conseguir un empleo que ame o en el que me paguen lo que creo merece el esfuerzo dado (ese es un tanto engañoso de verdad).
El sexto: bajar kilos (mentira lo puse porque esa es la meta que no pienso cumplir pero me hace sentir una persona promedio).
El séptimo: Ver mas a los amigos (esta si la tengo que cumplir y me da pena que en el año los viera tan poco :( )
El octavo: Ver mas cine nuevo a conciencia y escribir al respecto.
El noveno: Leer mas obras clásicas y mas autores argentinos. (leo mucha porqueria juvenil y creo que se me va a pudrir el cerebro si no repunto con algunos clásicos que tengo pendientes por la vida, si Charlotte Bronte, si Anna Karenina, Si EMMA, este 2017 voy por ustedes!)
El décimo: Permitirme cometer errores y aprender de ellos, sin dejar de divertirme en el camino porque la vida no es cuanto viviste sino los momentos que viviste y fuiste feliz.

Listo fin de mi lista de propósitos para el año nuevo. Quizás no sea lo mas grandioso del mundo para ustedes pero para mi es muy importante. Fumar no fumo, vicios graves pero irremediables (quizás morderme las uñas y vivir con la cabeza en las nubes pero fuera de eso...) no tengo demasiados y soy una blogger burguesa un tanto bohemia. Lo principal para mi en este 2017 es crecer como persona y como escritora y hacia eso apunto el dardo. ¿Le pegaré a blanco? Veremos a finales del 2017. 

Besos mis lectores locos!

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Microficciones| Gabriel en primera persona.




Mientras editaba esta imagen con el arco dramático de "El caso Lipovesky"  como le llamo yo, de mi novela de Wattpad "The pledge" me di cuenta que estaría interesante reconstruir los hechos desde la perspectiva del personaje de Gabriel Inocenti. Esto es un fragmento de lo que se me vino a la mente y que quizás algún día forme parte de una historia independiente dentro de la saga interminable de "Los caminos del mal" (como la bauticé ahora, antes era cybermalditos pero no me convencía demasiado) o un cuento suelto, aún no lo sé.

En la pestaña que dice Wattpad pueden acceder a mi perfil y leer las novelas de la saga gratis. Están sin editar y se nota que le falta pulir. Escribo de un tirón y publico cuando puedo, desafortunadamente no me pagan por escribir :(  por eso la calidad quizás no sea la mejor pero es un primer borrador de todo.


La tomé entre mis brazos, su palidez era mortal. La herida punzante en su vientre manaba sangre y mientras intentaba moverme me di cuenta que el miedo me tenía paralizado. "¡Mierda! ¿Por que no le estoy haciendo presión en la herida?" Pero no podía creer lo que tenía frente a mis ojos. Era... era Slenderman y habia atacado a Luciana con una estocada directa. ¿Como podía ser el? Era una leyenda de internet... nada mas. Si Luciana no hubiera estado obsesionada con esos relatos que circulaban no le hubiera reconocido. 
El ser me miraba con un rostro vacuo no tenía ojos pero yo sentía  que en el lugar donde estaban sus cuencas de algún modo podía seguirme. Si no era con la vista y definitivamente no era con la nariz ¿Cómo podía estar enfrentándome cara a cara con el?
Volvió a levantar su larga y brillante cuchilla cubierta de sangre y yo cerré mis ojos. Este iba  a ser nuestro final. ¿Como iba a dejar sola a Luciana con ese ser?.  
El estacionamiento de la Universidad estaba vacío exceptuando al ser de pie frente a nosotros tirados en el piso. De pronto uno gritos  de mujer llamaron mi atención y levanté la mirada, una chica rubia, la misma que hacia una hora o dos habia cruzado en la biblioteca, estaba petrificada con la misma visión que nos amenazaba.
El monstruo giró al contemplarla pero pareció ignorar su presencia, porque enseguida volvió a enfrentarnos con esa cara sin rostro plagada de arrugas y piel sobrenatural. La cuchilla seguia levantada pero así como apareció se desvaneció en medio de la nada cuando los gritos de la joven alertaron a mas estudiantes.
¿Acaso lo había soñado? No, no era una pesadilla, la sangre de Luciana en mis manos me lo recordaba cruelmente. Slenderman nos habia atacado. ¡El maldito Slenderman!.


domingo, 25 de diciembre de 2016

Bitácora| Hoja N° 2



¡Hola!  ¡Feliz Navidad! Por supuesto que no está programada la entrada, soy yo con un mate al lado y las sobras dulces del dia anterior escribiendo en blogger mas dormida que lo usual.

Pasemos a los tópicos ¿Que les regalaron? ¿Que comieron? Yo por mi parte comi mucho, pero en contra parte digo que no suelo beber alcohol así que los excesos quedan supeditados a comer mucho solamente. Sin embargo eso no evita que me esté durmiendo sentada mientras escribo esto. No señor.

Por otra parte :

Lecturas:  Estamos con el segundo de Silber que ya llevamos mas de la mitad y Trylle que nos faltan cien hojas o menos pero es pesado y lento y sería lo mismo si nos faltaran setecientas hojas. Es esa clase de libros que te deja la sensación de "Yo lo hubiera escrito mucho mejor" y a continuación tu cerebro te juega esa mala pasada y te dice "¿Por qué no lo estás haciendon entonces?".

Calorias ganadas: muchas muchas y una docena de triples (sandwiches) gigantes revoloteando en mi estómago.

Música: Don't Shoot me santa de The killers que realmente me saca una sonrisa siempre y es la oportunidad para escucharlo en Loop.



Escritura: mal como siempre, hace unos dias publiqué el capítulo 13 de The pledge y aun no se para que lado disparar el catorce, pero mi amiga lectora me hizo dar cuenta de que tengo una novela coral entre manos a diferencia de The path que era mas simple. Resulta que sin proponerme tengo todos personajes con tramas paralelas y bardos personales... misterios de la escritura.

Espíritu Navideño: nivel saludaría a cualquier extraño que se me cruce con un ¡Feliz navidad para ti también loco/a lindo! (Brindaria con Guaraná)

Una entrada corta pero quiero agradecer a la familiy por los buenos momentos y las risas a carcajadas. (Lo que importa).

¡Besos mis lectores locos!

martes, 20 de diciembre de 2016

Proyecto Novela| El comienzo.



Actualmente me encuentro escribiendo mi segunda novela en Wattpad, llamada The Pledge. (La saga por ahora se llama Los caminos del mal y se supone será una trilogía) pero me doy cuenta de que necesito trabajar en una novela de otra manera. No publicando constantemente capítulos que necesitan corrección en una plataforma digital. Por eso en la cercanía del 2017 es que inicio este proyecto nuevo. Proyecto novela será el recorrido que haremos juntos para la escritura de una novela.

Con esto me refiero a que no será un simple diario. No señor. (Para diario está la sección Bitácora del blog) En esta sección encontrarán: tips de escritura, ideas para sus novelas, y algunos avances de la novela que trabajaré fuera de las redes sociales de un modo mas secreto y por que no un medio por el cual reciba sus dudas y apoyos.

Dejo instaurada la sección y apenas pueda estaré publicando algún artículo al respecto.

El baúl de ideas lo tengo lleno de historias sin desarrollar y definitivamente necesito trabajar en mi escritura todos los días si quiero mejorar realmente. Pero yo nunca estudié literatura así que soy una autodidacta y no temo decirlo. El camino va a ser largo y complicado y habrá dias en los que dude de toda palabra que salga pero ¡Quiero publicar una novela que valga la pena! (no que The path no valga la pena pero esa es una trilogía tan publica que no se, la siento distinta.) No tengo mucho tiempo de reflexión con Los caminos del mal, simplemente sigo el ritmo de todo y rezo para que no la odien.

Nos volveremos a leer en esta sección en ENERO así empezamos el año con TODO.

Besos mis escritores locos.

PD: Mas adelante veré si puedo hacerla una sección mas participativa. Si tienen idea dejen sugerencias en los comentarios. Por ahora es como una terapia de intento de escritora. Sino pueden contactarme por email.

lunes, 19 de diciembre de 2016

Bitácora| hoja n° 1


"¿Qué estamos haciendo Jimena?"


Solía tener cuadernos, libretas, agendas y mas cuadernos en donde escribía ¿diarios? ¿ideas? ¿pensamientos random?. Creo que definitivamente nunca voy a perder ese hábito. Siempre que pueda garabatear unas palabras con la lapicéra en algún cuaderno con portadas dibujadas...voy a vaciar mi mente y divagar en el. Pero ahora hablemos de esto: una bitácora Online de la que no me avergüence. Quizás destinada a mis escritos o quizás destinada a mis otras ambiciones (aún no lo decidí muy bien). Generalmente voy con la corriente y veo adonde me lleva, por eso quizás mis escritos y artículos están poblados de autoreferencias y  opiniones personales. No puedo evitarlo. Soy un poco "opinadora digital" me encanta reseñar cosas: películas, novelas, escribir notas de opinión... OPINOLOGA. Sería una buena profesión. 

Pero de nuevo TODOS SOMOS UN POCO OPINÓLOGOS EN ESTA ÉPOCA.

Pasemos a los hechos, logros, miserias y sueños de la semana (que recién comienza, dicho sea de paso)


Comienzo de la bitácora real:

Hoy envié mi artículo sobre Nicholas Sparks a revisión en la página de puntadasconhilo.net, creo que no estuvo tan malo, hablar en mil palabras de un autor al cual admiras y disfrutas leer porque "sus tragedias románticas alimentaron mis tardes de lectura y restauraron mi fé en la humanidad". No estoy siendo irónica en ese punto, en serio. Quizás si me conocieran realmente pensarían que lo digo con maldad, pero en verdad: escribe una humanidad que realmente no existe y al menos leer sobre ese ideal restaura una parte de mi fe perdida en este condenado mundo. (Ven ahí sueno mas normal en mi pesimismo).


¿Alguien quiere pensar en Nietzsche?

Volviendo a mis tardes de verano. Mis cachorros se llevan buena parte de mis tardes por lo que termino no escribiendo ni la mitad de lo que desaba escribir y cuando me pongo a escribir...divago y no escribo lo que quería en un comienzo. (Pero termino con una bella bitácora, Thank you very much!).

Portada hermosa Trilogia basura
Lo bueno de mis tardes de verano es que maratoneo lecturas, lo malo es que lo desperdicio en literatura berreta. Estoy leyendo la novela de Trylle, la primera porque por error en la Feria del libro, compre la segunda en el furor "libros a 50 pesos" y me dije "Dios ahora tengo que empezar por la primera y compre un libro equivocado" Gran error comprar en ese furor de "me llevo todo a mi casa", ¡Mirá esa portada que hermosa!" Porque después llega diciembre y tenes que leerte una saga de mierda, con una prota que te cae para el orto y te recuerda "no escribir algo así".






¿Quién esta enviciando el segundo de Silber?
Lo bueno: también me regalaron por las fiestas de manera anticipada la saga Silber de Kerstin Gier y les juro que solo quiero aprender alemán para escribirle cosas como "Soy tu fan, me caes de diez, ¿vivís en Londres o en Alemania?". Atosigarla con preguntas sobre la trilogía El amor mas allá del tiempo... con cosas como : ¿Si Gideon y Gwendolyn tienen hijos van a ser inmortales como ellos? ¿Quien le dió la piedra filosofal al conde de Saint Germain? ¿No se podía haber evitado?. Una fangirl total.
Ya estoy por el segundo de los tres de Silber y si amo esta saga por ahora no me defraudó.


Luego está mi odio por estas fechas. Me gusta la Navidad y el Año nuevo pero no me gusta lo que le hace a la psicología de las personas. Y hablando seriamente ¿Quien espera comer cosas dignas de un invierno europeo con cuarenta grados centígrados de temperatura?.  Pero el año aún no se termina. (Como si quisiera recordar el año en el que perdí a David Bowie)  Sin embargo, volviendo a la escritura pude reseñar una de mis películas favoritas del año: Carol de Todd Haynes para la revista The 13th como para cerrar con un broche dorado todo el gran año de artículos memorables. (Y algunos medio, mediocres).

En cuanto al salseo: estoy convencida desde hace años que el cine la literatura y yo formamos el Ménage à trois perfecto solo interrumpido por la insistencia de la música que me recuerda que aún no puedo tocar un acorde con mi guitarra. Pero no me deprimo. En cambio me dedico a escuchar el disco Confident de Demi Lovato. LO SE POP BERRETA PARA LAS MASAS pero me gusta y si mi excentricidad no va a disminuir por mas que admita que me gusta un producto manufacturado de Hollywood.






Ahora tengo muchas ganas de mirar la lacrimógena A walk to remember para decir: "La vida es una perra Mandy Moore"... te entiendo.


Pero como dice mi ahora querida Demi: Bitch I run this show!

Fin de la Bitácora por ahora


jueves, 15 de diciembre de 2016

Microficciones| El otro lado del espejo



La siguiente historia breve, la escribí para una actividad del grupo I tried to write that, y no me mató pero me llevó a un lugar que no suelo explorar en mis ficciones mas largas, por eso me gustan las microficciones, por su brevedad y la posibilidad de trabajar con el lenguaje. La moderadora, Naty me ofreció esta fotografía como inspiración y punto de partida para el relato. Los invito a que lo lean. (Y dejen sus comentarios si pueden y quieren.)


Selene había despertado esa mañana y hasta hace escasos momentos hubiera jurado que iba a ser tan sólo un día más, hasta que como todas las mañanas comenzó a maquillarse en el gran espejo de su cuarto.

 ¿Qué se podía decir de ese espejo? Era un espejo con pretensiones de antigüedad, había estado en el ático hasta que fue encontrado por la joven mientras evaluaba que podría usarse en la decoración de su habitación individual y que definitivamente era basura. El espejo había sido repintado de verde con una pátina plateada y ahora era el centro de la decoración en la pared que quedaba libre. Un espejo de cuerpo entero que se había vuelto tan necesario como el día. Selene lo usaba para mirar sus atuendos, maquillarse y por qué no tomarse unos momentos para odiar su huesuda complexión.

 Era esa una mañana normal, hasta que dejó de serlo. Algunos espejos, como este, eran mucho más que meras superficies reflectantes, mucho más que un simple vidrio con pintura de plata. Algunos de los espejos, en ocasiones servían como portales a otros mundos, la literatura estaba llena de relatos así que las personas ordinarias consideraban una ficción, pero toda ficción oculta algo de verdad.

Esa mañana el espejo decidió provocar a Selene y mientras se pintaba cuidadosamente las pestañas con máscara, el reflejo divertido decidió parpadear por su cuenta. Tres veces seguidas.

 Selene dio un respingo asustada ¿había visto lo que creía? Ella sabía que no había parpadeado ni una sola vez. “¿Qué demonios?” Pensó la joven y se quedó contemplando su reflejo rebelde quien ahora reía ladinamente. Selene se llevó una mano a la cara y por supuesto el reflejo no respondió, entonces fue cuando la joven cometió un error abismal: llevar su mano hacia el espejo. Todo el mundo que cree en los portales sabe que no debe tocarlos cuando están abiertos, pero Selene no lo sabía.

En ese instante un frío sobrenatural recorrió su palma y se extendió a todos sus miembros al tiempo que sentía que el mundo se despegaba y se duplicaba como en un caleidoscopio demencial. Cerró los ojos con fuerza y cuando la sensación pasó con unas náuseas terribles se dio cuenta de que su cuarto estaba allí pero todo estaba al revés. El reflejo la miraba con una sonrisa macabra. Y así como si nada abandonó la habitación.

Selene hizo lo mismo pero al abrir la puerta de su cuarto solo vió una especie de cueva con un precipicio pronunciado y la luz que asomaba del otro lado de un puente colgante que parecía de cien metros. ¿Qué misterios le aguardaban del otro lado del sinuoso puente? ¿Qué demonios había pasado con el mundo? ¿Por qué su reflejo la había reemplazado del otro lado? ¿Cómo volvería a su mundo? De pronto pensó en Alicia y lo que encontró al otro lado del espejo... por supuesto que no lo había leído cuando se lo mandaron en la escuela... ¿Cómo hacía Alicia para volver a su realidad?

 La joven solo tenía una certeza: su viaje recién comenzaba y ese mundo misterioso ahora era su única esperanza de salvación. Tenía que volver al otro lado del espejo y evitar que ese otro yo duplicado anduviese libre en su mundo.

 Cruzó el puente presa del pánico. Un peso menos salió de la cueva y a sus espaldas la habitación se esfumó. La cueva estaba vacía y olía a musgo y humedad. Al salir de la entrada se encontró con dos jóvenes que tenían grandes mochilas a sus espaldas y se asustaron al verla aparecer de la nada

. —Disculpen sé qué va a sonar raro pero ¿cómo se llama este lugar?. Los jóvenes parecían no entender su pregunta, la miraron extrañados.

—Son las cuevas de Las caux.— La joven jamás había oído ese nombre en su vida.

 —Si pero ¿En dónde me encuentro? El muchacho más alto saco una especie de aparato con una pantalla en el que se veían imágenes de un mapa. Selene lo miró boquiabierta.

—¿Que pasa, nunca viste un celular? Muy gracioso, apuesto a que ni estas perdida y solo estás jodiendo con nosotros.— Pensó en responder que venía del otro lado del espejo cuando el muchacho le extendió el misterioso aparato que manipulaba con sus dedos. Amplió el mapa y le mostró:

 —Las caux, Francia. 2 de junio de 2016. — Y la joven leyó sobre el mapa algo que se llamaba Google Earth. Así que supuso ese sería el nombre de aquel mundo: Google Earth . El mundo de ella tenía un nombre mejor se llamaba Spiegeland. ¿Podría regresar a él?


miércoles, 7 de diciembre de 2016

El Anillo de Giges: las redes sociales hoy.


Cuando escuché este mito al que se refiere Platón en la República, no pude sino pensar en El Señor de los Anillos. Cuenta la historia de un hombre llamado Giges que encuentra un anillo que al girarlo lo vuelve invisible. Con la ayuda del anillo seduce a la reina, mata al rey y en teoría es una alegoría teórica a que todas las personas por naturaleza son injustas. Sólo son justas por miedo al castigo de la ley o por obtener algún beneficio por ese buen comportamiento. Si fuéramos "invisibles" a la ley como Giges con el anillo, seríamos injustos por nuestra naturaleza.

La semana pasada hubo un revuelo muy grande en mi país (Argentina) y en las redes de esta parte del mundo, porque una comediante (La cope) hizo una caricatura en la que decía algo acerca de “tomar birra en la vereda”, la cuestión es que el aluvión de respuestas negativas fue impresionante.  Quizás si solo se hubieran quedado en manifestar una opinión contraria no estaría hablando de ello. Lo cierto es que no se puede creer el nivel de violencia de las respuestas. Eran como si con cada nueva respuesta negativa buscaban redoblar la apuesta por el premio a lo más extremo. ¡Por favor! Gente muriendo por bombardeos en Siria y todos en Argentina se matan en las redes con memes sobre birra e insultos varios.

El anillo de Giges  es la respuesta a ese comportamiento: las redes e internet nos vuelve (en apariencias) invisible a las costumbres y hábitos de la vida cotidiana en donde respuestas así serían castigadas. En internet la libertad, es también -ya que estamos con las leyendas- como la espada de Damocles. Podes comunicar lo que sea, pero tampoco no podes refrenar la oleada de respuestas que esa acción ocasionará.

El cyberbulling existe y es un problema. El problema radica cuando toda esa ola de respuestas negativas y violentas repercute en nuestra vida real. ¿A dónde está el límite entre nuestro yo virtual y nuestro yo real?  Esa respuesta se encuentra en nuestra individualidad que nos vuelve más o menos vulnerables frente a tanta violencia que se ejerce contra uno. Cada uno reacciona distinto frente a las amenazas. Por instinto corremos, huimos de ellas o nos enfrentamos a la misma.
Las tecnologías modernas que nos tienen a un toque de distancia nos han vuelto más temerarios y osados en cuestiones que no tienen paralelo ni concordancia con nuestra persona en el mundo real. Ahora somos los héroes o villanos encapotados del mundo virtual…y todo es tan fácil, simple y accesible. Pareciera como si nuestro yo virtual estuviera cobrando vida real, la delgada pared que los separa se esta volviendo invisible y por eso una respuesta con violencia desmedida nos asusta, y repercute en nuestro comportamiento diario.

No es solo una cuestión de violencia de género. No tenemos la bola de cristal para saber si la frase de La cope la decía un humorista hombre, se generaba tanto revuelo. El problema es la naturalización de esa violencia más allá de cualquier género. La naturalización de ese comportamiento violento, de dejar mensajes acosadores y hostigar a una persona a la que ni siquiera se conoce en realidad es algo terrible, pero de nuevo podemos refugiarnos en la respuesta más cínica de todas y decir : la humanidad es terrible.  Bajo ese manto de impunidad e invisibilidad todos somos terribles. ¿Esos comportamientos deben ser castigados con el peso de la ley? ¿Debemos perder la libertad que internet nos permite reglamentando hasta el más mínimo detalle? La respuesta a eso, lamentablemente no la encontrarán en este breve artículo. Solamente hallarán una expresión de deseo personal: trata a tus semejantes como quieras ser tratado vos mismo. Simplemente eso: un deseo fácil y alcanzable si logramos quitarnos el poder del anillo de Giges…

lunes, 5 de diciembre de 2016

Microficciones| Mariel en el espejo


La siguiente microficción la escribí para un grupo de Facebook hermoso que se llama "I tried to write that". Me lo inspiró una imagen de Pinterest y la portada la armó Naty, moderadora del grupo a la que agradezco mucho, sobre todo por brindar un espacio tan genial para la creación.


Mariel en el espejo:


La vida de Mariel siempre había sido complicada. Pero esto estaba mas allá de la locura. Su reflejo en el espejo le devolvía la mirada con intensidad. La joven se preguntaba ¿Quien era esa que le devolvía la mirada? Aquella no era Mariel y al mismo tiempo lo era. Sonreía mas confiadamente, sus labios eran rojos como la sangre y sus ojos marrones brillaban con la intensidad de una gema oscura. Esa Mariel ahora era ella. La bruja había hecho un gran trabajo ocultando su verdadera persona. La ilusión estaba completa.

 Con su traje dorado como el oro y su belleza fatal llevaría a cabo su misión. Solo tenía una noche. El lujurioso rey Absynthe se fijaría en ella, o en su reflejo. Esa muchacha no dudaría dos veces antes de cumplir la misión que liberaría al pueblo de Quilling de la maldad del tirano.

 Muerte. Solo la muerte estaba esperándola esa noche. Le mataría o moriría en el intento. La joven dio la espalda a aquel reflejo que la perturbaba. La mujer del espejo sonrió con malicia. La misión estaba en curso y ya nadie la detendría.